Algunos ya saben la respuesta a la pregunta… pero otros todavía no tienen idea y siguen en medio de la gran pelea sobre las quesadillas y la verdad es que *sonido te tambores* pueden ir con o sin queso. Si, así es y aquí te contamos las razones:

Dato #1
Desde el recetario más antiguo de México que lleva por nombre “Nuevo Cocinero Mexicano” del año 1888 este platillo ya estaba registrado con la posibilidad o no de llevar queso.

Dato #2
La palabra parece estar construida al rededor de “queso”, sin embargo los lingüistas dicen que somos todos los que le damos vida a las palabras, es decir, su uso correcto e incorrecto, por lo que si ya nos acostumbramos a pedir quesadillas de todo tipo, cualquier uso es apropiado, es decir, esta bien pedirlas o considerarlas con o sin queso.

Dato #3
Hay una leyenda en internet que sustenta que la palabra está basada en el Náhuatl “quetzaditzin” que significaría “tortilla de maíz rellena de queso”, sin embargo en esta lengua la palabra tortilla es “tlaxcalli” y la “d” no existe. Además se tienen datos que indican su proveniencia del idioma tradicional de Asturia como “casadiella” y que luego fue modificada por vocablos castellanos y registrada por primera vez en una publicación catalana de Livre de Sent Soví en 1324 como “quesadilla“.

Mucha historia, muchos datos duros… lo importante es relajarte y disfrutar las quesadillas como mejor te apetezca, sobre todo cuando existen las de Mexadillas, preparadas con mucho amor en #TuMercado y con una combinación de ingredientes que lo menos importante será la pelea sobre si saben mejor con o sin queso.

FUENTE